Uva tempranillo, la uva para Ribera

No nos cansamos de oir que el mejor vino de la Ribera del Duero se obtiene de la uva tempranillo, una variedad que se adapta a la perfección al clima de nuestra tierra.

La tempranillo recibe su nombre debido a la pronta maduración del fruto.  Se caracteriza por poseer una piel gruesa y obtiene su grado óptimo de maduración gracias a las temperaturas extremas que se dan en la zona de la Ribera del Duero, altas temperaturas en su exposición al sol y temperaturas bajas al llegar la noche.

 

524811_277596829037659_1972944365_n

Este tipo de uva se utiliza en 28 de las 54 denominaciones de origen que tenemos en España, además de cultivarse en otros países como Argentina, Francia o Estados Unidos. Sin embargo, no consigue siempre el mismo grado de maduración ni da al vino los mismos matices. En La Rioja, por ejemplo, la tempranillo no consigue la dulzura que se adquiere en la comarca del Duero. Los vinos que se obtienen tienen una graduación menor y normalmente los bodegueros mezclan esta variedad con otras para dar nuevos matices. En la Ribera, por otro lado, el vino obtenido a base de este tipo de uva alcanza una graduación mucho mayor y puede dar vinos de alta calidad.