Un vino para Navidad

 

Llega diciembre y de repente todo a nuestro alrededor son celebraciones y fiestas. Invitamos a gente a casa o nos invitan a nosotros. Y ahí nos llega las preguntas de siempre: “¿qué vino pongo en la mesa?” o “no puedo ir con las manos vacías, ¿qué vino llevo?

6e6a482a2fd0be77e0547f94710da26b

Muchos vienen a la tienda o nos piden en la página que les recomendemos un buen caldo. Todos preguntan por el mejor vino. Sin embargo, nosotros no podemos responder a una pregunta tan general. Cada ocasión, cada momento y cada comida requiere un maridaje diferente.

Por todos es sabido que los pescados y mariscos deben ir acompañados de vino blanco mientras que las carnes rojas se toman con tinto. Nosotros queremos ir un poco más allá y daros unos pequeños consejos para elegir un buen vino durante estas fiestas.

Situación 1: Comida familiar

Llega el día de Navidad y la abuela nos invita a comer a su casa. Seguramente nos encontremos ante una comida muy tradicional, un guiso, un cocido o algún plato de cuchara de esos que te calientan bien el cuerpo. Si queremos llevar un vino, es mejor optar por un tinto sabroso, afrutado y de paso suave. Pensad que queremos que saborear el vino pero no queremos que sea tan fuerte que la panceta del cocido desaparezca. Un roble sería perfecto para esta situación.

 

Situación 2: A casa de los suegros

Tu suegro es un carnívoro nato. De entrante jamón ibérico, queso curado, algo de paté… y  como plato principal un buen solomillo de ternera a la plancha. Pues bien, lo más fácil de la cena va a ser llevar el vino. Elige un tinto crianza, un vino maduro y con cuerpo y deja a todos con la boca abierta.

 

52f0095171a50f9340ec0b0c118a99f8

 

Situación 3: Cena con los amigos

A tus amigos les encanta quedar para cenar en estas fechas. Cada uno lleva algo diferente, la comida será un popurrí de sabores (ensalada de ahumados, empanada de bonito, pollo al curry…). No tienes ni idea de lo que vas a comer y no sabes como hacer para acertar con el vino. En este caso, no te calientes la cabeza. Lleva un vino joven, ligero y suave, ya conoces a tus amigos, seguro que alguien termina mezclándolo con coca cola.

 

Situación 4: Cena gourmet en casa

Has visto tantos programas de cocina que te has hecho un experto en shushi. Quieres que todos sepan lo bien que preparas el arroz y como lo combinas para crear nuevos sabores. De nuevo, no hay dudas, elige un verdejo y podrás realzar el sabor de tus creaciones.