¿Bordolesas o borgoñas?

 

¿Alguna vez te has preguntado por qué las botellas de vino son así? ¿por qué tienen esa hendidura en la base? ¿por qué son oscuras?

En este post os hablaremos de las dos clases de botellas más conocidas y poco a poco os iremos mostrando el por qué las preguntas planteadas anteriormente en las siguientes entradas.

Si bien es verdad que la formas de las botellas de vino ha evolucionado a lo largo de la historia, si pensamos en una nos viene a la cabeza la clásica botella verde, recta y con un cuello largo y uniforme. Aunque sepamos que hay más tipos, esa es la más corriente. Se trata de una botella bordolesa, la cual toma su nombre de la zona de Burdeos, de donde es originaria. Esta botella es más actual y se asocia a los vinos más modernos.

 

220px-Bouteille

 

 

Por otro lado nos encontramos con la botella borgoña, la cual también toma su nombre de la región de dónde proviene: Borgoña. Es más antigua y por lo tanto nos da una imagen más clásica del vino. Además, es más sencilla de fabricar por los vidrieros. Esta botella tiene un diámetro más ancho que la anterior, su forma nos recuerda más a una botella de champán.

 

99-1

 

 

Pues bien, ninguna de las dos es mejor que la otra a la hora de conservar el vino. La única diferencia es el diseño, que a veces puede ser lo que haga decantarse al comprador por una o por otra.