Bodegas subterráneas en la Ribera del Duero

    Una de las cosas más curiosas que puedes encontrar en la Ribera del Duero son las bodegas subterráneas. Cuevas excavadas en la piedra que custodian el vino ribereño desde hace siglos. Que las bodegas de Aranda de Duero sean las más conocidas, no quiere decir que todos los pueblos que rodean la villa no cuenten con su versión de pequeñas (a veces no tan pequeñas) cuevas que recorren el suelo como madrigueras. A diferencia de la capital, los pueblos no cuentan con este entramado bajo su casco. La mayor parte de las bodegas se realizaban en zonas cercanas al pueblo en las que se aprovechaban los accidentes geográficos.     Pero… ¿cuándo...

more info